Cuando estamos listos para el cambio

el

Así, sin interrogantes, la mera confirmación de que ya estamos listos para el cambio. Y es porque realmente nos estremecemos cuando luchamos por hacer que nuestra vida torne un giro grande. La gente puede hablar desde afuera que la simple intención de querer cambiar es suficiente. Pero no es verdad. La intención es el propulsor del cambio, pero todo ocurrirá cuando estés listo. Solo debes prepararte para que ocurra. 

La vida es una compleja trama de enredos detonados por nuestras decisiones. Cuán rebuscada y desviada dependerá de nosotros. Pero hay que ver el panorama e identificar aquellas cosas que estamos haciendo para lograr ese objetivo anhelado. 

Nuestro proceso es de aprender de nuestros errores y arreglar aquellas fisuras que dejan escapar nuestras metas de las manos. Puede que tome tiempo, es un detalle importante de comprender. Lo sé, duele y muchas veces no se ve la luz al final del túnel. Pero hay que hacerlo. El tiempo que tome dependerá de la asimilación de cada lección. A veces días y en muchos casos, años. 

Las lecciones pueden estar repletas de personas que obstaculizan cada paso que queremos dar. Pero, el detalle está en cuánto poder le damos al permitirles que nos afecte. Tenemos personas que son lecciones y otras que son escuelas. Pueden parecer obstáculos y verdaderamente es que son los encargados de reforzarnos en la tormenta. 

La preparación para el cambio es un proceso de modificación de conducta. También de desapego de aquellas cadenas que no nos permite seguir. Y porqué no, de saber manejar mejor las posiciones de poder. 

Mientras tanto, si mantenemos una actitud constante y progresiva el objetivo estará más cerca. Debemos escuchar cada recomendación que nos dan aquellos que ya han transitado por este camino. Hay que poner en acción todo lo que se necesite para adquirir el cambio. Y un día simplemente llega. 

Los que te vean brillar siempre se darán cuenta. Algunos no les gustará, porque también desean lo que estás logrando. Pero estos vampiros energéticos no les ha llegado su tiempo del cambio o se han quedado atrás en el proceso que debieron cumplir. Se van a molestar, te dirán un sin fin de comentarios y sus actitudes te dejarán ver claramente sus intenciones de obtener lo que estás logrando. En momentos te quitarán el aliento. Solamente échalos a un lado, que no te quiten el aliento. 

Enfócate en aquellos que creen en tu potencial. No en los lambe ojos. Aférrate en los que sinceramente te apoyan y ven en ti el dominio de destrezas que posees. Quien originalmente te apoya te dará cada consejo para que brilles más. Estos se alegran  por cada paso que avances. 

Hay que trabajar duro

Trabajar en el cambio es fuerte y constante. Vamos construyendo paso a paso, día a día lo que tenemos proyectado para nuestra vida. Cada pisada se da con firmeza y sin mirar atrás, aún en los momentos en que la desesperación nos domine. Más cuando estamos en tierras ajenas. 

Las realidades se van a estrellar con los sueños, pero eso no significa que debas abandonar el operativo. Te estás fortaleciendo. 

¿Y sabes qué? Cuando menos te lo esperes y cuando tus ansiedades se controlen, vas a ver que ya estás listo. Todo cae en su debido lugar porque te has jodido trabajando por ese cambio. 

Eso es lo maravilloso del proceso. Porque muchas veces  por el stress y la ansiedad no lo vemos. Pero nos estamos moviendo y estamos cambiando nuestra realidad. Y te darás cuenta de lo tangible que ya es porque lo vas a tener en las manos. Ya no es tiempo de flaquear ni de descansar. Es hora de seguir trabajando duro porque siempre hay más que cambiar, más para mejorar y más para disfrutar. 

¿Te has dado cuenta de tus cambios? Si no es así, siéntate, analiza y observa. Deja a un lado el pesimismo y mira de donde vienes y dónde estás. Te aseguro que algo ha cambiado,  algo ha mejorado. Si es lo contrario, anímate a mejorar, lo mereces. 

¡Satispán!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s